Receta de Budín de Mandarina fácil

Un budín sencillo y muy rico, en el cual se destaca el sabor cítrico de la mandarina. Es una preparación especial para acompañar un té en la merienda y resulta fácil de cocinar. Su ralladura le aporta un sabor distinto al habitual uso de la naranja. Alguna vez utilicé este fruto en la receta de bizcochuelo casero y el resultado también fue muy bueno. Si bien es un budín, el tipo de masa resultante, puede sugerir ser acompañada en su decoración con una receta de crema chantilly dándole una apariencia más de torta. Así que esta preparación es bastante versátil, ya que a la vez puede usarse un molde clásico de budín. Esta receta se puede hacer con o sin licuadora. Hay que tener en cuenta que el uso de la cascara puede darle un sabor aún más cítrico, pero también quizás más tirando a “amargo”, igualmente ambas opciones son muy buenas. Si se opta por rallar la cáscara, lo recomendable es que se utilice la parte de la piel fina, tratando de no rallar la parte blanca de esta fruta.


budin mandarina
Mandarinas y Budín recién cortado


Ingredientes 

Harina Leudante: 2 tazas 
Azúcar: 2 tazas
Mandarinas: 2 unidades, se debe usar su jugo exprimido y su ralladura. Usar preferentemente alguna clase sin semillas. 
Aceite de girasol: 2 cucharadas 
Huevos: 2 unidades 

Preparación 

Incorporar el azúcar y los huevos en un bol. Mezclar bien. 
Mientras se mezcla ir agregando el aceite. Sumar el jugo de las mandarinas y sus ralladuras.
Incorporar la harina poco a poco mientras se mezcla bien. 
Incorporar la mezcla en una budinera o un molde de 24 cm tipo savarín (los que tienen el agujero en el medio). El molde o budinera debe estar enmantecado y enharinado.
Llevar al horno precalentado por unos 40 minutos a fuego moderado. Si se lo desea se puede decorar con un baño azucarado o con un glasé real. Incluso no estaría mal fundir una barrita de chocolate en baño maría y verterla en forma de hilo (que rico!) 

Consejos

La cantidad de azúcar puede ser un poco menor. Así que si se desea se puede usar una taza un poquito más pequeña. 
Las proporciones pueden variar según el tamaño de las frutas, así que si notamos que la mezcla de masa está muy seca o quebradiza se puede agregar un poco más de jugo exprimido. 

Elaboración con procesadora, mixer o licuadora
Otra variación es procesar la mandarina con cascara inclusive. Para esto primero hay cortarlas para retirarles sus semillas, trocearlas y pasarlas por la procesadora o licuadora. Se debe poner el resultado en un bol, sumar el aceite, los huevos, el azúcar. Mezclar muy bien mientras se incorpora la harina y por ultimo ponerla en una budinera para llevarla al horno. 

Como siempre el tiempo será relativo al funcionamiento del horno. Probar con la técnica de cuchillo para saber si el budín de mandarina está listo (hay que pinchar y observar que no haya restos de masa). 

Recetas relacionadas:

1 comentario:

  1. Recuerden que si se va a emplear una cobertura de chocolate, lo mejor es fundir la barrita de chocolate en baño maría agregándole un poquito de leche y/o derretirla a potencia baja en un microondas. La idea es lograr un buen fundido :)

    ResponderEliminar

¿Quieres dejarme tu opinión, sugerir o corregir algo? Adelante! solo ten paciencia, intentaremos de que tu comentario sea publicado dentro de las 24 hs.. >>Muchas Gracias<<