.
"Recetas de cocina fáciles, rápidas y ricas.
CocinaPractica.net intenta dar respuesta a las personas que necesitan alternativas, sin complicaciones, a la hora de cocinar."



.

martes, 21 de octubre de 2014

Plato Frío: Combinando arroz, zanahoria, arvejas y huevo

Uno de los platos fríos perfectos para la comida de todos los días es improvisar una ensalada que incluya arroz y que nos pueda ser útil como guarnición para acompañar carnes y de forma económica. Si cocinamos con arroz, el día anterior, es muy posible que haya sobrado un poco en la heladera. Por otra parte, puede que nos haya quedado un poco de zanahoria cocida por haber realizado algún caldo u otra preparación. En esta receta podemos usar alguna zanahoria cocida con anterioridad o rallar una en el momento.
Las proporciones para esta receta son libres, aquí una sugerencia. 


Plato Frío, combinando arroz con arvejas y zanahoria













Ingredientes 

Huevo: 1 
Arroz previamente cocido: 1 plato 
Zanahoria: 1 
Arvejas (guisantes): ½ lata 
Sal: A gusto 
Aceite: A gusto 
Vinagre o zumo de limón: A gusto
Mayonesa: optativo 

Preparación 

1. Poner a hervir el huevo con el fin de que quede duro. Con que hierva unos 6 minutos bastará.

2. Ubicar el arroz cocido en una fuente tipo ensaladera. Si no tenemos arroz cocido podremos cocinar un poco en agua con sal según las indicaciones del envase. 

3. Cortar la zanahoria cocida en rodajas pequeñas. Otra posibilidad es utilizar una zanahoria cruda, para esto hay que pelarla y rallarla. 

4. Cuando el huevo este listo hay que cortarlo de forma pequeña. 

5. Ubicar todos los ingredientes en la ensaladera y condimentar a gusto. 

Consejos 

Este tipo de recetas quedan muy ricas si son condimentadas con mayonesa.  
Antes de condimentar llevar a la heladera algunos minutos. 

Recetas relacionadas:

martes, 28 de enero de 2014

Ensalada Saludable de Remolacha y Coliflor

Es muy conveniente implementar verduras en la comida diaria, de esta forma conservamos y mejoramos nuestra salud. Una buena opción es combinar remolacha, de la cual una de sus propiedades es la de ser especial para personas que padecen anemia, ya que este saludable alimento tiene un buen aporte en hierro. En esta ocasión combinando con coliflor, este último no tiene un gran aporte calórico, sin embargo posee una buena fuente de fibra y presencia de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5 y B6), además su propiedad fundamental, al incluir cantidad de agua y potasio, es ser un buen diurético, especial para personas con retención de líquido. 

Aquí esta receta de una de las formas de cocinar remolacha y coliflor:


Porción de ensalada de remolacha y coliflor













Ingredientes
(Las cantidades aquí expresadas son orientativas) 

Remolacha: 4 Unidades 
Coliflor: 1  
Aceite de Oliva Extra virgen: A gusto 
Sal: a gusto 
Vinagre de manzana: A gusto 
Zumo de limón: A gusto 
Arroz: 50 gramos (optativo) 

Preparación 

1. Quitar las hojas con sus tallos y enjuagar la remolacha. Ponerlas a hervir en una cacerola con agua y sal.

2. Mientras tanto, limpiar quitando las hojas y trocear el coliflor, se debe utilizar solo la parte blanca. Ponerlo a hervir en agua con sal.

3. Cuando las verduras estén tiernas, apagar el fuego, escurrirlas, pelar la remolacha y dejarlas enfriar.

4. Disponer la remolacha, cortada en dados, y el coliflor en una ensaladera. Condimentar, de ser necesario rectificar con sal y servir.

Consejos 

El tiempo de cocción es relativo al tamaño de las verduras. Utilizar fuego moderado y controlar que no haga espuma en la ebullición, así no se apaga el fuego al rebalsarse el agua. Pinchar con un cuchillo para saber si las verduras están listas, deben estar tiernas en el centro. 
Una vez que las verduras estén cocinadas y a temperatura ambiente, guardarlas en la heladera pero sin condimentarlas. Esto es muy bueno, ya que de esta forma dispondremos de remolacha y coliflor para improvisar esta ensalada en cualquier momento (cena, al día siguiente etc.)
La remolacha es mejor ponerlas a hervir con cascara para mantener su jugo y mantener las propiedades. Luego habrá que pelarlas cuando se van a consumir.
Si se quiere, se puede incorporar a esta ensalada un poco de arroz frío que tengamos ya cocinado de antes. Es mejor condimentar con vinagre o con zumo de limón, elegir uno de los dos y no utilizar ambos a la vez. 

Recetas Relacionadas: