.
"Recetas de cocina fáciles, rápidas y ricas.
CocinaPractica.net intenta dar respuesta a las personas que necesitan alternativas, sin complicaciones, a la hora de cocinar."



.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Ensalada fría y saludable de Pescado

Si bien en muchos países donde el calor agobia hay que comer liviano, también es necesario que la dieta sea balanceada y que la alimentación sea buena. Podemos comer cocinando para cuidarnos y tratando de adelgazar, pero también podemos hacerlo sin dejar a un costado la salud. Nos podemos alimentar bien, sin engordar y tratando de sobrellevar las altas temperaturas. Para estos fines, uno de los alimentos especiales para lograr lo que queremos, es el pescado. 

Una ensalada fría con pescado puede ser una gran opción para bajar esos kilos demás. Pero a la vez es una buena forma de alimentarnos bien cocinando muy rico. Incluso, los que no están a dieta pueden animarse a comer este sencillo y rico plato.

Realmente la ensalada para esta propuesta es muy fácil de hacer y muy sabrosa. Esta combinación, a pesar de llevar pocos ingredientes es rica. Preparada de esta forma, incluso puede ser que les guste a los niños que no suelen preferir este beneficioso alimento. Con la cebolla y una buena condimentación, más de uno querrá repetir esta preparación. 


ensalada fria de pescado


Ingredientes 

Pescado Hervido: ½ kilogramo
Podemos elegir el que nos guste. Una buena opción es merluza o gatuzo.
Si es merluza podemos comprar los filetes o trozos sin espinas que venden en las pescaderías y en muchos lugares, así es más practico todavía. 
Si es pez gatuzo, no hay problema, ya que no tiene espinas (ideal para los chicos), debemos quitarle solamente el cartílago o incluso podemos comprarlo limpio y así usar su parte útil (igual siempre revisar muy bien). Además aquí hay que destacar una de sus propiedades, es amplio en Omega 3, mejor imposible.
Tomate: 1 
Cebolla: 1 chica 
Sal y pimienta: A gusto 
Aceite de oliva o girasol: A gusto 
Vinagre: A gusto 

Preparación 

1. Cocinar pescado hervido, luego de su cocción dejarlo enfriar y llevarlo a la heladera. Cuando este listo, lo podemos tener preparado unas horas antes o desde la noche anterior, cortarlo en pequeños trocitos y ponerlo en una ensaladera. 

2. Pelar el tomate y cortarlo en forma chica. 

3. Pelar y cortar la cebolla en aros finos. 

4. Mezclar muy bien los ingredientes y condimentar a gusto.

Consejos 

Particularmente el sencillo vinagre de alcohol queda muy rico para condimentar este plato. Según los gustos personales y las costumbres, podemos sazonar con aceite de oliva o de girasol. Para hacerla más saludable, el aceite de oliva extra virgen sería la mejor opción. 
Una posibilidad, para que los niños se animen con este plato, puede ser que se le añada un poco de mostaza. 

Recetas Relacionadas:

jueves, 13 de noviembre de 2014

Pechugas de Pollo a la Criolla Simple

Uno de los alimentos que muchas veces no suele gustar son las pechugas de pollo. El pollo es un alimento rico pero generalmente las pechugas suelen quedar secas y algo desaboridas luego de cocinarse. Por ejemplo, si acabamos de cocinar pollo al horno, puede ser que nos haya sobrado las pechugas de su preparación. También es posible que nos hayan quedado hervidas luego de preparar un caldo, o de haberlas cocinado a las brasas o a la plancha.

Por su puesto que alimento que no gusta del todo hay que comerlo igual. Así que una posibilidad de cocinar estas pechuguitas es cocinándolas a la criolla. De esta forma intentaremos que el pollo tome sabor y que no quede tan seco. 

A continuación partiremos de pechugas previamente cocidas que nos hayan quedado de otra preparación. De todas formas, se puede realizar esta receta partiendo del pollo crudo. Aquí una de las formas de cocinar pechuga de pollo: 


pechugas de pollo con salsa a la criolla servida en un plato


Ingredientes 

Filetes de pechugas de pollo: 4 filetes
Aceite de oliva: Cantidad Necesaria 
Cebolla: 1 
Tomate natural (ej. tipo perita): 1
Arvejas (optativo): 1 lata 
Aceitunas: 4 unidades 
Sal y Pimienta: a gusto 
Orégano: una cucharada 
Vino tinto: ½ vasito 
Mostaza para untar: 2 cucharadas 

Preparación 

1. Poner a calentar un chorro de aceite de oliva en una olla. 

2. Picar la cebolla y rehogarla en el aceite caliente. Remover con cuchara de madera. 

3. Cuando la cebolla se ponga blanda y se vaya poniendo trasparente, incorporar el tomate pelado y picado. Sumar las aceitunas descarozadas y bien picadas. Salpimentar y agregar el orégano. 

4. Ir removiendo e incorporar el vino. 

5. Agregar los filetes de pechuga de pollo cocidas untados previamente con mostaza. Cuando se calienten bien servir.

Consejos 

Si se utilizan las pechugas crudas, cocinarlas por unos 30 minutos a fuego medio. Por ejemplo, se podrían poner al principio de la preparación, luego de que el aceite tome temperatura. En este caso cocinarlas dándolas vuelta cada tanto. 

Para ampliar la receta se puede incorporar arvejas en lata. Agregarlas luego de poner el tomate. También se puede ampliar agregando tomate triturado que venden en muchos comercios, de esta forma podemos hacer que está receta sea aún más practica. De todas formas, para esta receta es recomendable utilizar tomate natural. 

Tener las pechugas untadas con mostaza desde el principio de la preparación. La idea es que tome sabor mientras preparamos los demás ingredientes. 

Tapar la olla cada tanto y dejar que el vino se condense, la idea es que el jugo de esta salsa acompañe el pollo al momento de servirse. 

De ser necesario, porque se prefirió poner el pollo crudo, ir agregando más vino o agua caliente a medida que notemos que la preparación se va secando. 

Recetas relacionadas: