Receta de Budín Integral Fácil de Naranja

En esta ocasión les traigo una receta muy práctica de budín que estamos cocinando seguido. Por un lado, se hace de forma rápida, por otro es sabroso y el uso de harina integral lo hace más sano. Lleva jugo de naranja que le aporta la acidez adecuada, en conjunto no lo hace muy dulce. Es ideal para acompañar el té o el café y se puede hacer con forma de torta o bizcochuelo común.


Budín Integral Fácil
Budín Integral con Glasé Real

Ingredientes

Harina integral de trigo: 350 gramos (preferentemente de molienda fina)
Azúcar: 200 gramos (preferentemente integral, yo la hago con azúcar común sin problemas)
Polvo para hornear: 3 cucharaditas
Sal: 1 pizca
Huevos: 2
Esencia de vainilla: 2 cucharaditas
Jugo de naranja: jugo exprimido de 1 naranja y media
Aceite de girasol: 130 centímetros cúbicos
Bicarbonato: 1 cucharadita (opcional)

Preparación del Budín Integral


Poner el azúcar en un bol, sumar los huevos batidos e integrar bien

Agregar la esencia de vainilla, el jugo de naranja exprimido y el aceite.

Mezclar todo muy bien

Incorporar la harina, el polvo para hornear y la sal. De preferencia agregar en este paso una cucharadita de bicarbonato. Mezclar bien.

Ubicar la preparación en budineras rectangulares. O en una tortera budinera tipo savarín (las que tiene agujero en el medio), una de 24 cm de diámetro con 9 de profundidad será suficiente.

Hornear en horno precalentado a temperatura media durante unos 40 minutos o el tiempo necesario, dependiendo el funcionamiento del horno.

Decorar con baño azucarado o glasé real

Consejos

A tener en cuenta, los huevos pueden usarse los que se tengan, pero si tenemos o compramos huevos orgánicos tendremos un resultado más natural. Lo mismo que si conseguimos azúcar integral.

El aceite debe ser uno liviano, preferentemente de girasol, o quizás mezcla girasol y maíz.

La harina integral suele venir etiquetada como molienda fina o lo mejor comprarla en dietéticas que ya vienen así.

El bicarbonato es de uso optativo, puede remplazarse por el polvo para hornear, por ejemplo, cuando nos queda poco. La última vez usé 2 cucharaditas de polvo para hornear y 1 de bicarbonato, con un gran resultado. También se puede incorporar cuando busquemos que el budín levante un poco más, o si alguna vez no levantó lo suficiente y queremos repetir la receta.

También podemos agregar en la mezcla la ralladura de la piel de ½ naranja, para aportar más sabor o si buscamos un sabor más cítrico. Se debe rallar la parte fina de la cáscara, no debe usarse la parte blanca.

Controlar la cocción sin abrir el horno. Recién luego de verlo dorado podemos pinchar con un cuchillo para comprobar que esté cocido. Hay que prestar atención a fin de evitar que se queme por los costados, en todo caso bajar el fuego.

1 comentario:

  1. Como dato extra este budín queda muy rico con un poquito de frutas secas. Por ejemplo, con algo de nueces y/o pasas de uva.

    ResponderEliminar

¿Quieres dejarme tu opinión, sugerir o corregir algo? Adelante! solo ten paciencia, intentaremos de que tu comentario sea publicado dentro de las 24 hs.. >>Muchas Gracias<<